lunes, 23 de mayo de 2022

FIANZA DE SANEAMIENTO OMITIDA. Año de 1780

 

  En la villa de Villarrín de Campos a cinco días del mes de diciembre de 1780, ante mi el escribano y testigos, pareció presente Manuel Pozuelo, vecino de ella y dijo: Que al respecto en los 21 de abril del año próximo pasado de 1779, se hizo y trabó  ejecución en la persona y bienes de Agustín Ferreras, su convecino, por cuantía de dos mil ciento, ochenta y dos reales de vellón a instancia de Don Josef Nuñez, vecino y regidor perpetuo de la villa de Benavente. Y en virtud de despacho exhorto librado por su señoría el Sr. D. Josef López de Oliver, del Consejo de S.M. , su Alcalde del Crimen en la Real Chancillería de la ciudad de Valladolid. Y se omitió por entonces la fianza de saneamiento que debió darse, la que ahora se le ha pedido, o en que en su defecto se le pondría preso: Desde luego este otorgante, cierto y sabedor de su derecho, y de lo que en este caso le toca y pertenece en la mejor vía y forma que haya lugar, se constituía y constituyó fiador en la referida ejecución: Y como tal se obligaba y obligó a que los bienes ejecutados, de que tiene entera noticia son ciertos y bastantes para la paga de la mencionada cantidad y costas causadas, y que se causaren hasta conseguir el total reintegro: Como también que al tiempo del remate habrá postores en ellos, y caso que no, saneará el otorgante el total importe de principal y costas con los suyos, para lo cual los sujeta y obliga en toda forma: Y a este fin da poder a las Justicias de S.M. , especialmente a los Señores Gobernador y Alcaldes del Crimen de dicha Real Chancillería, a cuya jurisdicción se somete, con renunciación de la de su domicilio, y mas Leyes de su favor con la general emforma. Siendo testigos Diego Temprano, Jorje Miñambres y Pedro Domínguez, vecinos de esta citada villa.  Y lo firmó el otorgante a quien doy fee, conozco y firmé= Firman Manuel Pozuelo y Antonio Carriegos.

  Derechos tres reales de vellón y no mas doy fee.

  Protocolo Notarial del escribano Antonio Carriegos conservado al Archivo Histórico Provincial de Zamora.

 Manuel Renau Sancho

  

sábado, 21 de mayo de 2022

LOCALIZADO UN ANCIANO EXTRAVIADO EN VILLARRÍN DE CAMPOS

 

El hombre, de 89 años, ha permanecido casi cuatro horas desaparecido.

 

La Opinión-El Correo de Zamora, 25/05/2022

La Guardia Civil ha localizado esta tarde a un anciano que llevaba desaparecido desde hacía unas tres horas y media de la residencia de Villarrín de Campos.

A media tarde de hoy, viernes, se tuvo conocimiento a través de una llamada a la central operativa de servicios de la desaparición de una persona de avanzada edad (89 años) en la localidad de Villarrín de Campos.

El anciano se había ausentado por la tarde (sobre 16:00 horas) de la residencia en la cual residía desconociéndose el camino o la ruta que pudiera haber tomado.

La central operativa de servicios de la Comandancia de la Guardia Civil activó un dispositivo de búsqueda al cargo del capitán jefe de la compañía de Benavente, en el que han intervenido varias patrullas de Seguridad Ciudadana y de otras especialidades.

A las 19:35 horas el desaparecido ha sido localizado por una de las patrullas del dispositivo cuando el anciano caminaba desorientado por el medio de una tierra de labor al margen de la carretera ZA-704 que discurre entre Villarrín de Campos y Villafáfila.

Una vez auxiliado el señor fue ayudado a salir de la tierra de labor y trasladado al centro de salud de Villarrín de Campos para realizarle un reconocimiento médico debido a las altas temperaturas que se han soportado durante la tarde de hoy.

La Guardia Civil lo ha trasladado al centro de salud donde ha sido atendido por médico de guardia y ha quedado al cargo de uno de los responsables de la residencia.

Desde la Comandancia de la Guardia Civil se quiere volver a recordar que el aviso de la desaparición involuntaria de una persona se debe hacer cuanto antes. El tiempo es imprescindible para intentar una temprana localización. "Las primeras horas son las únicas" apuntan.

 
















sábado, 14 de mayo de 2022

BIENES DE ANTONIA TEMPRANO. Año de 1794 (3)

 

  Una pila redonda de piedra en treinta reales.

  Un pote de tres pies en diez y seis reales.

  Cuatro cerdos y dos cerdas para matar a ciento cincuenta reales cada uno.

  Dos cerdas de cría en sesenta reales.

  Otros cinco mamones en veinte reales.

  Una pollina negra de carga en trescientos reales.

  Otra pollina de tres años en trescientos y sesenta reales.

  Un pollino mamón en veinte reales.

  Una rueda vieja en cuatro reales.

  Un buey llamado el Moreno en un mil reales.

  Otro buey llamado el Rojo en ochocientos y cincuenta reales.

  Otro buey llamado el Corvo en lo mismo.

  Otro buey llamado el Pobre en ochocientos y ochenta reales.

  Otro buey llamado el Listón en ochocientos reales.

  Otro buey llamado el Carretero en setecientos y cincuenta reales.

  Una vaca llamada la Portera en quinientos y cincuenta reales.

  Otra vaca llamada la Libertada con su cría en seiscientos reales.

  Una novilla de tres años con si cría en seiscientos reales.

  Un choto de dos a tres años en quinientos y cincuenta.

  Otro choto que va a dos años en trescientos y cincuenta reales.

  Tres gallinas y un gallo en diez y seis reales.

  Ciento cuarenta y ocho ovejas de vientres a treinta reales cada una.

  Setenta y tres corderos y corderas a veinte reales cada uno.

  Cuatro borregos a treinta reales.

  Tres carneros de padre a cuarenta reales cada uno.

  Sesenta cargas de tierra aradas. Las cuatro de ellas de una vuelta. Treinta y ocho de dos vueltas. Y la dieciocho restantes de tres. Que regulada cada vuelta por veinte y cuatro reales suman tres mil doscientos diez y seis reales.

  Una tierra término esta villa a los Caminicos de Falornia que hace una carga y linda con tierra de la capellanía del Cerero y con la senda de Falornia; en un mil y ochocientos reales.

  Otra tierra en el mismo término al camino de Manganeses que hace cuatro fanegas y media; y linda con otra tierra de San Josef y con dicho camino y prado de Falornia en dos mil reales.

  Otra al camino de la Aceña que hace cinco fanegas y linda con otra del monasterio de Moreruela y con dicho camino, tasada en dos mil y doscientos reales.

  Otra tierra al prado de la Vega que hace fanega y media , que linda con dicho prado y tierra de Salvador Temprano, vecino de Villalba; en setecientos y cincuenta reales.

  Otra tierra herreñal a la Viñas que hace una fanega, y linda con tierra de Magdalena Lobato y otra de las monjas de Sancti Spiritus de Toro, en quinientos reales.

  Otra mas arriba, orilla del camino de las Viñas que hace fanega y media, linda con dicho camino y tierra de Lucas Gómez, vecino de Manganeses, en setecientos y cincuenta reales.

  Una cortina para forraje cercada de tapia a las Eras de la Cruz que hace en sombrª tres cuartales, y linda con casa de Pascual Escudero, en ochocientos reales.

  Otra cortina al barrio de la Villa, también cercada, que hace una fanega y linda con otra de Gerónimo Gómez, su partija, en un mil y seiscientos reales.

  Item, cuatro mil y cien reales de vellón correspondientes a dicha difunta en la casa donde vivió y murió María Manuela Gómez, su madre, al barrio de la Costanilla, que linda con casa de Manuel Temprano.

  La mitad de otra casa, a partir con los herederos de Inés Cuerdo al barrio del Arrabal en seis mil reales.

  Una panera al barrio de la Costanilla que linda con casa de Nicolás Domínguez y con corralón del Concejo, en un mil doscientos cincuenta reales.

  Mas ropa:

  Una sábana de lienzo buena, en cincuenta y cuatro reales.

  Otra un poco  más gorda, en cuarenta y seis reales.

  Otra mas fina, usada, en cuarenta reales.

  Otras dos de lienzo mas gordo, a cuarenta y cinco reales cada una.

  Otra de estopilla, en treinta y seis.

  Otra de dos piernas, bastante usada, en diez y ocho reales.

  Otra sábana vieja en doce reales.

  Cuatro almohadas de lienzo nuevas con deshilados a quince reales cada una.

  Otras dos mejores a veinte y cinco reales cada una.

  Otras dos mas bastas a diez reales cada una.

  Tres servilletas caseras a cinco reales cada una.

  Un paño de … también casero en diez reales.

  Dos camisas de las niñas a doce reales cada una.

  Otras dos del muchacho, en diez y ocho reales.

  Un justillo de lienzo del mismo, en cinco reales.

  Una camisa, unos calzoncillos y una almilla de hombre en treinta reales.

  Una cruz y dos pares de pendientes de plata en cincuenta reales.

  Tres relicarios de plata con bolsillos y otros adornos para niños en cuarenta reales.

  Otro relicario, tres medallas y otros de plata en diez y seis reales.

  Una esquila de plata con su cadena en treinta reales.

  Una vara de flanja de plata fina en seis reales.

  Ocho varas de encajes a real cada una.

  Seis varas de estameña en casa del tejedor.

  Tres arrobas y tres libras de untaza a tres reales y medio la libra.

  Sesenta y cuatro … de tocino a cuatro reales cada una.

  Nota:

  Previene que este caudal tiene senara pendiente la cual no puede incorporarse en este inventario por ahora hasta su recolección con debida asistencia e intervención de los interesados para evitar todo fraude: y hasta que llegue el caso se sobresee: con protesta de continuarle: y lo firmó el antedicho Sr. Alcalde con el curador adlitem y tasadores, y firmé en fee de ello yo el escribano.

   Continúa

   Protocolo Notarial del escribano Antonio Carriegos conservado al Archivo Histórico Provincial de Zamora.

 Manuel Renau Sancho

 

  

domingo, 8 de mayo de 2022

S.M. VENDE BIENES DEL HOSPITAL. Año de 1807 (I)

 

 

  En la villa de Villarrín de Campos a dos días del mes de febrero de mil ochocientos y siete ante mi el escribano y testigos el Señor Don Luís Ojero Manrriquez, Juez Delegado para la Enajenación de bienes raices pertenecientes a Obras Pías en esta villa y pueblos de su departamento, según se contiene en el Real Decreto de diez y nueve de septiembre de mil setecientos noventa y ocho. Dijo: Que en su cumplimiento y a virtud de lo prevenido por las posteriores soberanas resoluciones y artículos del último reglamento de veinte y uno de octubre de mil ochocientos, a los que su merced se remite, formo expediente a testimonio del presente el escribano en diez y nueve días del mes de agosto de mil ochocientos y seis, para la Enajenación de las heredades que pertenecen al Hospital de esta precitada villa en los términos de ella; y en su eficacia, previas las diligencias de nombramientos de peritos, aceptación y juramento.

  Las heredades que resultan de ella según aparece con sus situaciones, cabidas, linderos, son las siguientes:

  Primeramente un herrañal tras la ermita de la Cruz. Hace una fanega, linda con tierra de Santo Domingo de Benavente, cortina de Manuel Gómez y tierra del mismo Manuel.

  Otra a los Palomares, es cebadal, hace media fanega; linda con tierra de la iglesia de esta villa, otra del monasterio de Moreruela y otra de San Juan de Rubiales.

  Otra tierra herreñal al Reguero del Prado, hace celemín y medio; linda con cortina de Manuel Andrés, Pradera del Concejo y herreñal de herederos de Alonso Cuerdo.

  Otra tierra por cima de la Lagartera, hace cinco fanegas; linda con tierra de Pedro Gómez y otra de Domingo Gómez y otra de herederos de Juan Albarez.

  Otra tierra por cima de Ceripas, hace dos fanegas; linda con tierra de la Cruz, otra de herederos de Juan Albarez y otra de la iglesia de esta villa.

  Otra al Valle de las Piedras, hace tres fanegas, linda con tierra de Gaspar Gómez, tierra de la Cofradía del Cristo y camino de la Vega.

  Otra tierra al Castellar; linda con tierra de herederos de Pedro Gómez, otra de los de Francisco Albarez y senda del Castellar.

  Otra tierra a la Nave de Valcarú, hace tres fanegas; linda con tierra de los herederos de Josef Carnero,  tierra de la Cofradía de la Cruz y otra del monasterio de Moreruela.

  Otra tierra por cima de Valdefee, hace dos fanegas; linda con tierra de Domingo Gómez, otra del monasterio de Moreruela y senda de Ceripas.

  Otra a do llaman Los Lláganos, hace tres fanegas; linda tierra del Marqués de Jodar, sendero del Ladrón y tierra de San Juan de Rubiales.

  Otra a la pradera de la Rosa, hace cinco fanegas; linda con tierra de la iglesia de esta villa, tierra de la Cofradía de la Cruz y dicha pradera.

  Otra al valle de Valcarú, hace una fanega poco más o menos; linda con dicho valle y camino de Espariegos y tierra de San Juan de Rubiales.

  Otra tierra en Falornia a do llaman por dentro de la senda que va a Falornia, hace una fanega; linda con tierras del monasterio de Moreruela y tierra de la iglesia.

  Otra a do llaman el Barrero, hace tres fanegas; linda con tierra de la Encomienda de San Juan de Rubiales, senda que va a Fuente la Peña y tierra de la Fábrica de esta villa.

  Y en conformidad a lo prevenido en el citado reglamento ultimamente formado, se procedió a la fijación de edictos y en los que se expresa el importe de la tasación de dichas heredades que fue el de todas seis mil ciento y cincuenta reales de vellón, bajada de esta cantidad el importe de la casa última finca de la tasación que aquí se omitió por causa de que el remate que se hizo en veinte y nueve del mes de septiembre de dicho año de mil ochocientos  seis, día en que se previno en los nominados edictos, se verificó la forma y manera siguiente:

  En la villa de Villarrín de Campos a veinte y nueve días del mes de septiembre año de mil ochocientos y seis, estando su merced el subdelegado y yo el escribano en las Casas Consistoriales se publicaron las fincas del establecimiento del  hospital y por Pedro Gómez, vecino de esta villa, se hizo postura cubriendo las dos partes de tasación y Bernardo Alonso, de este vecindario, la pujo en mil reales más, y en seguida dicho Pedro cubrió la tasación ésto es de las tierras de dicho establecimiento y no de la Casa que importaron cinco mil cincuenta reales de vellón, y por su merced se le remataron y dio el buen provecho. Siendo testigos Don Baltasar Flórez, Baltasar Gómez y Gaspar Gómez de este vecindario, lo firmó el Sr. Subdelegado, el Procurador Sindico General, Cura y el Postor en quién se remató, de que yo el escribano doy fee = Don Luís Ojero Manrique = Josef Albarez = Don Lorenzo Pasqual = Pedro Gómez Ante mi Máximo Mazo González = En cuya vista se remitió el expediente al Señor Intendente de la Ciudad de León para su aprobación, y del remate lo que tuvo efecto en esta forma:

  Continúa

   Manuel Renau Sancho

  Protocolo Notarial del escribano Máximo Mazo conservado al Archivo Histórico Provincial de Zamora.

 

 

miércoles, 4 de mayo de 2022

INVENTARIO DEL CONVENTO DE SAN FRANCISCO DE ALCAÑICES (1835)

 


Este trabajo está publicado en LA OPINIÓN-EL CORREO de Zamora (01/05/2022)

Dentro de la escasa bibliografía sobre el convento, incluyo estas dos recesiones.

Una ponencia de   Ruíz Domínguez, Juan Aº, El Convento de San Francisco de Alcañices en el momento de su desaparición, 1935, recogida en el Tratado de Alcañices, Zamora 1997.

Y una aportación de Ferreira, Esteban, 1992, en la Web del Santuario Mariano Diocesano de la Virgen de la Salud de Alcañices.

No he encontrado ninguna publicación en formato de libro impreso que trate de forma monográfica sobre el convento. Posiblemente exista.

 

El objetivo de este artículo es contribuir a ampliar el conocimiento sobre el monasterio, aunque el ideal sería que con el tiempo se realizara un trabajo de investigación lo más exhaustivo posible.

Manuel Gómez Moreno (Catálogo monumental de Zamora, 1903-1905, pág. 329), sobre el convento, indica que el marqués de Alcañices (primero de la familia), D. Francisco Enríquez Almansa reedificó el convento trasladándolo desde un sitio fragoso, especulando que se encontraba en un sierro entre Viña y Poyo.

Algunas referencias sobre el mismo pueden consultarse en el registro de ejecutorias del Archivo de la Real Chancillería de Valladolid (caja 2920,26, año de 1668), con motivo de un pleito entre los franciscanos de Alcañices (patronos de la alhóndiga y Hospital de San Nicolás de esta villa) y el mayordomo de los citados establecimientos Pedro Vázquez.

Otra ejecutoria entre el convento y Francisco de la Peña, regidor de la villa de Alcañices sobre denuncia de una obra nueva (Caja 3629, 0018, año de 1793)

Según el catastro de Ensenada (Respuestas Generales, 1753), en el convento vivían 12 frailes de misa, 1 lego y dos criados.

El convento de San Francisco fue afectado por la R.O de 25/7/1835, en aplicación del artículo 1º Los monasterios y conventos de religiosos que no tengan 12 individuos profesos, de los cuales las dos terceras partes al menos sean de coro, desde luego quedan suprimidos.

Inventario

El contenido de este trabajo consiste en efectuar una descripción de los diversos objetos que quedaron en el convento, tras la desamortización. Este legado de los frailes sería hoy muy bien acogido como material etnográfico, en el caso de que subsistan algunas piezas. 

El documento de consulta, se encuentra en el Archivo Histórico Provincial de Zamora (AHPZ) desamortización Mesa 3, legajo 1/46, registrado como Convento de San Francisco observantes de Alcañices. Inventario y demás antecedentes (1835).  

En el año de la supresión del convento figuraban los siguientes frailes que se trasladaron a otros lugares:  Fray José Prieto (Zamora), Fray Gabriel Suárez (Villalón), Fray Francisco Buey (San Vitero), Fray Antonio González (Puebla de Sanabria), Fray Alfonso García (Brandilanes), Fray Agustín Chamorro (Bermillo), Fray Lázaro Asejo lego profeso (Priaranza de la Valduerna), Fray Francisco Delgado , guardián o abad del convento a la diócesis de Sevilla, Fray Lorenzo Fresno, se quedó en el convento, como responsable de las pertenencias del mismo, en calidad de presidente, que formará parte de la junta que levantará acta de los diversos objetos que se anotarán en el correspondiente inventario.

Para realizar el censo de objetos se formó una comisión integrada por Fernando Galán (abogado del tribunal), Francisco Pita (alcalde mayor), Manuel Puelles (síndico) y Fray Florentino del Fresno (presidente del convento).

El documento consta de las siguientes secciones: Inventario 1, inventario 2, inventario 3, refectorio, despensa, cocina, corral y pajar, objetos religiosos, camarín de la virgen, altar del bendito Cristo de la Espina, altar de San Antonio, sacristía y cajones con ropa de oficiar los frailes en actos religiosos.

Esta clasificación es bastante coherente, aunque en algunos apartados se incluyen objetos que no corresponden.

Resumen

Inventarios

En estos apartados se referencian algunos objetos clasificados de una manera arbitraria, ya que, debido a la heterogeneidad del contenido, se puede pensar que posiblemente eran habitaciones que servían de almacén. Se consignan mesas, sillas, armarios de cocina, mantas, jergón de estopa, cochón normal, tarimas que servían de camas, poltronas, etc. La singularidad es que todos elementos descritos son viejos y se encuentran en mal estado. Se añade a la relación un reloj de campana con su hoja, un farol de pared y un brasero de hierro.

En el refectorio, había un arca para la harina, 7 mesas fijas, manteles, servilletas, una campanilla, una lamparilla de hojalata, paños de limpieza. No se relacionan sillas ni cubiertos.

 En la despensa se almacenaban ollas (grandes, medianas y pequeñas), cazuelas grandes, baños de madera y de barro, cantarillas, jarros, tazones para el vino pintados, una escalera pequeña, colador, arcas, una balanza con 8 pesas y 2 cajas para pedir la estampa (limosna)de San Francisco.

 El menaje de la cocina se componía de dos mesas, cobertera, sartenes, almireces, candiles, trébede grande, un asador de hierro, ganchos de hierro para colgar la olla, platos, fuentes, cazuelas, jarras pequeñas y banquetas.

En el corral existía una pila de piedra y en el pajar que servía de cuadra, se almacenaban dos carros de hierba y de paja, permaneciendo estabulados 2 caballos, 1 macho y 2 cerdas.

En una nota adjunta se lee hay un libro liso forrado en pergamino Libro de Gastos y recibo año 1814. Este documento finaliza hasta la extinción del convento y no aparece reflejada existencia alguna en metálico, aunque sí se anota un débito contra la comunidad de 1.661 reales y 2.000 maravedíes (fechado el 31 de agosto de 1813)

Añade que a la comunidad le corresponden los réditos del valor del prado de Chapardiel que se vendió y aunque se ignora la cantidad fija parece ser de 18.000 reales cuyos réditos hace muchos años que no se cobran y que no hay documentos

En cuanto a los artículos religiosos los más significativos registrados son una Cruz del Bendito Cristo y una imagen de la Virgen,

El altar de la Encarnación contenía 4 candelabros, 1 crucifijo, 1 atril de madera con el misal, manteles del altar, carpeta de hule sobre la piedra del ara, 3 imágenes de santos, 1 cortina verde y 1 campanilla

Referente al altar mayor se anota la existencia de la imagen de San Francisco, San Antonio, La Concepción, 1 ángel de piedra en alabastro, sacras, candelabros, manteles, etc.

En el Camarín de la virgen estaba la imagen de Nuestra Señora de la Salud con corona de plata, ángeles, curiosamente había un memorial de los milagros de la virgen.

El altar del Bendito Cristo de la Espina contiene 2 candelabros ,1 campanilla, 1 atril con misal, 2 manteles, cubierta de hule del ara y 3 sacras No se mencione la existencia de una imagen del Cristo.

El altar dedicado a San Antonio alberga la efigie del santo, de la virgen, de Santa Rosa un eccehomo, así como el carro de Nuestra Señora, la corona de San Antonio y una cruz de madera.

En el coro lo más significativo es la presencia de una imagen del bendito Cristo y dos cuerdas que sirven para tocar campanas, una situada en el coro y la otra en la torre de la iglesia.

La sacristía es el lugar para guardar la ropa de los frailes que utilizan en las diversas funciones religiosas. Había cajones rotulados con estos nombres: blanco, encarnado, verde, morado, negro. Suponemos que cada color estaba asignado a un fraile o grupo de clérigos, ya que el contenido en todos es semejante: casullas, dalmáticas, amitos, albas, cíngulos, corporales, cálices, etc.

Completaba la anterior enumeración, un cajón amplio en el cual se guardan velas, bolsas de corporales, retazos de seda, una mesa para colocar la Virgen de la Salud, cálices de plata, incensario y tenebrario.

 

Comentario

El análisis del contenido del inventario, nos sugiere algunas reflexiones.

El convento pasaba por una situación económica complicada. Los diversos objetos especialmente enseres, se encuentran en un estado viejo, casi inservible. No se mencionan las dependencias conventuales donde vivía la comunidad, ni el grado de conservación de los edificios.

Con relación a las propiedades de fincas sólo aparecen referenciadas una leñera contigua al convento, en una finca con algunos árboles frutales, con hortalizas bien deterioradas y de poca consideración, de cabida de media carga de trigo. Hay que añadir otra cortina de tierra de una carga y media de trigo, con límites en el propio convento.

La descripción consignada en el inventario muestra lo que había en el momento en el que se levantó el acta, pero no lo que en realidad hubo antes. Posiblemente muchos objetos y documentos de gestión del convento fueron retirados por la comunidad antes de su disolución, en virtud de lo establecido en el artículo 5º: Los religiosos de los monasterios y conventos suprimidos en virtud de este Real decreto (25/1835), se trasladarán a otras casas de la orden que designarán los respectivos prelados superiores, a las que podrán llevar consigo los muebles de uso particular. (Tal vez aprovechasen esta circunstancia para llevarse otras cosas)

El destino de los frailes tras la supresión indica que no fueran integrados en ninguna casa de la orden, ya que en los lugares donde se instalaron no había conventos. Posiblemente fueron designados a los pueblos que se indicó anteriormente para efectuar funciones religiosas.

 Hay que señalar que quedó a cargo del edificio un fraile, que posiblemente fuese nombrado por la superioridad como sucesor del anterior guardián que dejó el convento el 2/12/1833, dos años antes de que se hiciera efectiva la desamortización. Este fraile administrador (presidente, según la nueva situación) efectuaría una selección de los enseres, objetos, etc., de los que posteriormente serían objeto de inventario.

 Como complemento a este trabajo indicar que en la Biblioteca Nacional hay una litografía (en blanco y negro), fechada en 1892, con el título Gozos a Nuestra Señora de la Salud, venerada en el convento de San Francisco, compuesta por once estrofas diferentes que terminan cada una de ella con este texto reiterativo: Pues sois Azucena hermosa/llena de celestial luz/ Oh virgen de la Salud/ Sed nuestra Madre amorosa. Al final de la hoja de las preces, como recordatorio, hay escrito un texto en latín que traducido al español dice: Quien me encuentre, que entre en la vida y obtenga la salvación del señor

Francisco Trancón Pérez









Galería de imágenes correspondientes a la ciudad de ALCAÑICES, realizadas por el autor de este artículo

 





Francisco Trancón Pérez